Diferentes tipos de fletamentos por viaje que se pueden contratar

Si bien un flete es un contrato de alquiler entre fletador y fletante (este último es el que alquila el buque), existen diferentes tipos como el “fletamento por tiempo” o “fletamento por viaje” que analizaremos en las próximas líneas para que no se te escape nada acerca de una de las formas más económicas de transporte de mercancía, el marítimo.

Tipos de fletamentos

Como te anunciamos en las primeras líneas de introducción, el fletador dispone de diferentes tipos de fletamentos que cabe parar analizar con detalle para conocer cuál se adapta más a nuestras necesidades.

Dependiendo de la cantidad de carga a transportar así como el presupuesto y número de viajes, podremos optar por diferentes vías.

Fletamento a casco desnudo

Se trata de uno de los tipos de fletamentos más habituales y consiste en disponer del control total del buque, teniendo que asignar el capitán y la tripulación.

Al tratarse del fletamento que da mayor libertad al arrendatario, ya que cuenta tanto con el control como con la totalidad del espacio, el mismo ha de correr con los gastos de las diferentes pólizas de seguros, aunque ya existieran otras por parte del armador.

Además, tampoco podrá re alquilar el barco a un tercero o parte del espacio disponible, siendo a la firma del fletamento, un buque únicamente para uso propio.

Fletamento por viaje

Aún sin conocerlo, no es difícil que te hagas una idea de qué va este tipo de fletamento por su nombre y es que ambas partes se comprometen al alquiler del buque por la duración del viaje.

Este contrato incluye entre algunas de sus cláusulas más importante, la obligatoriedad por parte del fletante de alquilar la totalidad del buque, es decir, que no podrá compartir con otros empresarios espacio o sus propios fletes.

Eso sí, el control del buque será cuestión del armador, siendo responsable de la integridad del mismo así como de cumplir con los plazos pactados el tiempo de entrega así como hacerse cargo de cualquier problemas como averías, pérdidas de carga, multas o sanciones, cuotas de amarre, ..

Fletamento por tiempo

Otro tipo de fletamento y este con la peculiaridad de que el arrendador del buque (el fletante) ofrece al fletador la posibilidad de hacerse cargo de la gestión comercial sin que esto implique el cambio de capitán o personal.

Se trata de un contrato habitual que formalizan de forma mayoritaria empresas navieras dedicadas al transporte que al no llenar sus espacios en ciertas fechas, deciden ceder al buque a terceros a cambio de que entreguen sus fletes que ocuparán parte del espacio disponible.

Y aunque estos son los principales tipos de fletamentos por viaje que se pueden contratar, también deberías saber que cada uno dispone de muchas cláusulas ya que aunque te hemos mencionado algunas de las más importantes, las mismas ya suelen venir estipuladas a través de formularios que el propio fletante a de poner a disposición del fletador.

Leave a Reply